El vidrio Grupo Camacho Nature Works está libre de sílice
Silicosis. Pulmón de un varón de 58 años afectado por la enfermedad

Que el vidrio para filtración de aguas de Grupo Camacho Nature Works supone una mejora sustancial en la calidad del filtrado, ahorro de energía y productos químicos queda suficientemente demostrado con las certificaciones oficiales obtenidas por Camacho Recycling y que podéis consultar directament en la web de Nature Works. En esta ocasión no vamos a hablar de él, sino de los antiguos sistemas que todavía son utilizados en muchas instalaciones de depuración y, sobretodo, en piscinas. Posiblemente, si usted tiene una y no incorpora vidrio para filtración con MC2 Calibration Technology u otro de inferior calidad, lamentamos comunicarle que el contenido del filtro y su manipulación esconden un riesgo más que evidente.

La arena de sílice se comercializa; como ven en la foto de abajo, a la que hemos quitado digitalmente la marca; en sacos en tiendas especializadas. Al ser posible su adquisición libre por personas no acostumbradas a su uso, creemos necesario mostrarles cómo se vende el producto en España cuando se destina a piscinas particulares.

Según leemos en la Wikipedia, “La sílice cristalina plantea un serio peligro en su inhalación porque puede causar silicosis. La sílice amorfa puede causar pulmones polvorientos, pero no lleva el mismo grado de riesgo que la sílice cristalina. La tierra de diatomeas de categoría alimenticia contiene generalmente porcentajes muy bajos de la sílice cristalina. La tierra de diatomeas producida para los filtros de la piscina se trata con calor, haciendo al dióxido de silicio antes amorfo asumir su forma cristalina.

Un interesante estudio al respecto podemos encontrarlo en el blog del especialista mexicano David Huerta, allí leemos que “las excelentes cualidades absorbentes de la tierra de diatomeas puede dar lugar a una sequedad significativa de las manos, si se maneja sin los guantes. La forma (industrial) del agua salada contiene una forma altamente cristalina de sílice, dando por resultado cistales con aristas muy afiladas. La agudeza de esta versión del material hace peligroso el respirar y se recomienda la máscara de filtración de polvo al trabajar con ella.

Los peligros del sílice
Arena de sílice. Hasta ahora se utilizaba en filtros de piscina

La manipulación puntual del contenido del filtro de la piscina, lógicamente, limita los riegos. Sin embargo, los profesionales del sector deben de concienciarse especialmente del problema puesto que ellos sí pueden ser víctimas de este tipo de enfermedades al estar permanentemente en contacto con el producto. Por ello, las autoridades sanitarias recomiendan siempre la utilización de indumentaria adecuada, protección de las partes del cuerpo que entren en contacto con el producto y, por supuesto, la utilización de máscaras que impidan la respiración del polvo que se genera.

En los Estados Unidos la legislación sobre seguridad e higiene en el trabajo, tan laxa en otros aspectos, supera a la europea en lo referente al uso de productos basados en arena de silicio. De muestra un botón, como deja claro el fabricante James Hardie en la información técnica que acompaña a sus productos: (hemos tomado el primero que encontramos googleando, realicen, si así lo desean, sus propias búsquedas, por favor)

ADVERTENCIA: EVITE RESPIRAR EL POLVO DE SÍLICE

Los productos James Hardie contienen sílice cristalina respirable, que el Estado de California sabe que puede causar cáncer y está considerada por IARC e NIOSH como causa de cáncer resultante de algunas fuentes ocupacionales. La inhalación excesiva de polvo de sílice respirable también puede causar una afección pulmonar incapacitante y potencialmente fatal llamada silicosis, y se ha vinculado con otras enfermedades. Durante la instalación o la manipulación del producto: (1) trabaje en áreas al aire libre con amplia ventilación; (2) use cizallas para fibrocemento para el corte o bien, cuando no sea factible, un disco de corte Hardiblade® y una sierra circular reductora de polvo acoplada a una aspiradora con filtro HEPA; (3) advierta a otras personas en áreas inmediatas; (4) use una mascarilla contra polvo o un respirador de uso aprobado por NIOSH debidamente ajustado (por ejemplo el N-95) de acuerdo con las normativas gubernamentales aplicables y con las instrucciones del fabricante para limitar aún más las exposiciones al polvo de sílice respirable.

Durante la limpieza del sitio, use aspiradoras con filtros HEPA o métodos de limpieza en húmedo – nunca barra en seco. Para más información, consulte las instrucciones de instalación y la Hoja de Datos de Seguridad del Material disponible en www.jameshardie.com o llame al 1-800-9HARDIE (1-800-942-7343). EL INCUMPLIMIENTO DE LAS ADVERTENCIAS, DE LAS HOJAS DE DATOS DE SEGURIDAD DEL MATERIAL O DE LAS INSTRUCCIONES DE INSTALACIÓN PUEDE CAUSAR LESIONES PERSONALES GRAVES O LA MUERTE.”

Cuando se utilizan medios filtrantes de vidrio sin la tecnología MC2 de Grupo Camacho Nature Works, si bien no existe el peligro de silicosis u otras enfermedades respiratorias relacionadas, sí que se debe de prestar especial atención al manipulado puesto que ese vidrio es de aristas cortantes, puede penetrar en la piel y producir cortes durante la instalación. Por eso se insiste tanto a los profesionales que sean conscientes del peligro y se recomienda encarecidamente el uso de indumentaria y protección adecuada homologada por los estándares en seguridad laboral.

Desde Vidrio Camacho Nature Works estamos seguros de que los sistemas de filtración basados en arena serán pronto cosa del pasado. Si bien la sustitución ad hoc es más económica aparentemente con sílice que con vidrio tecnológico, la necesidad de revisiones continuas, el excesivo consumo de químicos y el derroche de energía que supone, a medio plazo hacen más que rentable el uso de las nuevas tecnologías de filtración. No sólo es necesario hacer hincapié en el beneficio para el medio ambiente y la sostenibilidad, el bienestar de las personas también debe de tenerse siempre presente. 😉

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *